martes, 3 de enero de 2012

Texto Diario

El espíritu de la verdad [...] los guiará a toda la verdad (Juan 16:13).
“El espíritu de la verdad” llegó en el Pentecostés del año 33, al ser derramado sobre unos ciento veinte cristianos reunidos en Jerusalén. Aquel suceso vino acompañado de pruebas que se podían ver y oír (Hech. 1:4, 5, 15; 2:1-4). Los discípulos empezaron entonces a hablar en diversos idiomas “acerca de las cosas magníficas de Dios” (Hech. 2:5-11). En el pasado, Joel había predicho que Jehová derramaría su fuerza activa (Joel 2:28-32). Y ahora la gente estaba observando cómo se cumplía esa profecía de una forma que nadie se había imaginado. El apóstol Pedro, sirviendo de portavoz, aclaró el significado de lo ocurrido (Hech. 2:14-18). ¿Cómo logró dar esa explicación? Gracias al espíritu santo, que actuó como maestro y le permitió comprender que aquel suceso cumplía las palabras de Joel. Además, el espíritu le ayudó a recordar, pues Pedro no solo pudo citar de esa profecía, sino también de dos salmos de David (Sal. 16:8-11; 110:1; Hech. 2:25-28, 34, 35). Lo que vieron y oyeron aquellas personas realmente formaba parte de las cosas profundas de Dios. w10 15/7 4:3, 4
Que aprendemos de esto?
- Que tenemos que pedir siempre el Espiritu Santo a Jehova Dios, a fin de dar explicacion de las Buenas Nuevas a los Amos de Casas.
- Para comprender el conocimiento exacto de la palabra de Dios, cuando estemos haciendo nuestro estudio personal de la Biblia.
- y para ayudarnos a recordar textos biblicos cuando estemos frente a cualquiera que nos exija explicacion y fundamento de nuestra Fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada